@DIN - Comentarios, entrevistas, reportajes: julio 10, 2005

viernes, julio 15, 2005

La internacionalización de la Amazonia


Amazonia - Ana Pancetti

Chico Buarque: "internacionalizar todos los recursos del mundo"

No todos los días un brasileño les da una buena y educadísima patada en el culo a los estadounidenses. Durante un debate en una universidad de Estados Unidos, le preguntaron al ex gobernador del Distrito Federal y actual Ministro de Educación, Cristóvão "Chico" Buarque, lo que pensaba sobre la internacionalización de la Amazonia. Un estadounidense en las Naciones Unidas introdujo su pregunta, diciendo que esperaba la respuesta de un humanista y no de un brasileño. Ésta fue la respuesta del Sr. Cristóvão Buarque:
"Realmente, como brasileño, sólo hablaría en contra de la internacionalización de la Amazonia. Por más que nuestros gobiernos no cuiden debidamente ese patrimonio, él es nuestro.
Como humanista, sintiendo el riesgo de la degradación ambiental que sufre la Amazonia, puedo imaginar su internacionalización, como también de todo lo demás, que es de suma importancia para la humanidad. Si la Amazonia, desde una ética humanista, debe ser internacionalizada, internacionalicemos también las reservas de petróleo del mundo entero. El petróleo es tan importante para el bienestar de la humanidad como la Amazonia para nuestro futuro. A pesar de eso, los dueños de las Reservas creen tener el derecho de aumentar o disminuir la extracción de petróleo y subir o no su precio.
"De la misma forma, el capital financiero de los países ricos debería ser internacionalizado. Si la Amazonia es una reserva para todos los seres humanos, no se debería quemar solamente por la voluntad de un dueño o de un país. Quemar la Amazonia es tan grave como el desempleo provocado por las decisiones arbitrarias de los especuladores globales. No podemos permitir que las reservas financieras sirvan para quemar países enteros en la voluptuosidad de la especulación.
"También, antes que la Amazonia, me gustaría ver la internacionalización de los grandes museos del mundo. El Louvre no debe pertenecer solo a Francia. Cada museo del mundo es el guardián de las piezas más bellas producidas por el genio humano. No se puede dejar que ese patrimonio cultural, como es el patrimonio natural amazónico, sea manipulado y destruido por el sólo placer de un propietario o de un país. No hace mucho tiempo, un millonario japonés decidió enterrar, junto con él, un cuadro de un gran maestro. Por el contrario, ese cuadro tendría que haber sido internacionalizado.
"Durante este encuentro, las Naciones Unidas están realizando el Foro Del Milenio, pero algunos presidentes de países tuvieron dificultades para participar, debido a situaciones desagradables surgidas en la frontera de los EE.UU. Por eso, creo que Nueva York, como sede de las Naciones Unidas, debe ser internacionalizada. Por lo menos Manhatan debería pertenecer a toda la humanidad. De la misma forma que París, Venecia, Roma, Londres, Río de Janeiro, Brasilia... cada ciudad, con su belleza específica, su historia del mundo, debería pertenecer al mundo entero. Si EEUU quiere internacionalizar la Amazonia, para no correr el riesgo de dejarla en manos de los brasileños, internacionalicemos todos sus arsenales nucleares.
"Basta pensar que ellos ya demostraron que son capaces de usar esas armas, provocando una destrucción miles de veces mayor que las lamentables quemas realizadas en los bosques de Brasil.
"En sus discursos, los actuales candidatos a la presidencia de los Estados Unidos han defendido la idea de internacionalizar las reservas forestales del mundo a cambio de la deuda. Comencemos usando esa deuda para garantizar que cada niño del mundo tenga la posibilidad de comer y de ir a la escuela. Internacionalicemos a los niños, tratándolos a todos ellos sin importar el país donde nacieron, como patrimonio que merecen los cuidados del mundo entero. Mucho más de lo que se merece la Amazonia. Cuando los dirigentes traten a los niños pobres del mundo como Patrimonio de la Humanidad, no permitirán que trabajen cuando deberían estudiar; que mueran cuando deberían vivir.
"Como humanista, acepto defender la internacionalización del mundo; pero, mientras el mundo me trate únicamente como brasileño, lucharé para que la Amazonia sea nuestra... ¡Solamente nuestra!"


Enviado por Rocío Carreras.

martes, julio 12, 2005

Estados Unidos a la defensiva: avanzan los chinos



Los estadounidenses entran en el pánico asiático: luego de la compra de algunas de sus mayores empresas por los japoneses, durante los 80, lo chinos continúan con su ola de avances. El periodismo más paranoico dice que con la compra de la petrolera Unocal, China pretende lograr hegemonía absoluta en el rubro energético.

En los 80, Estados Unidos se convirtió en el paraíso de los inversores extranjeros. Sobre todo de los japoneses que, además, estaban inundando EEUU con sus productos. Especialmente en el sector de las automotrices y la electrónica de consumo.
Las empresas niponas compraron los estudios de cine Columbia y Universal, la discográfica CBS, el Rockefeller Center en Nueva York y todos los campos de golf de California. Y lo hicieron a lo grande. Cuando en 1986 Mitusi compró el Edificio Exxon en Manhattan, pagó un sobreprecio de 260 millones de dólares respecto a lo que había pedido la petrolera estadounidense -un 71% más-... para poder entrar en el Libro Guinnes de los Récords...
Actualmente el enemigo económico de los EEUU es China. El campo de batalla, la petrolera Unocal. En principio, Unocal iba a ser comprada por Chevron, uno de los mayores grupos energéticos del mundo, por 16.400 millones de dólares (13.700 millones de euros) en metálico y acciones. Hasta que, el 23 de junio, la empresa china, parcialmente estatal, CNOOC (China National Offshore Oil Company) lanzó una contraoferta por 18.500 millones de dólares (15.400 millones de euros), toda en efectivo. Y ahí estalló una guerra que, más que con la "lógica empresarial", tiene relación con los planes estratégicos chinos y estadounidenses.
La eventual compra de Unocal por CNOOC ha desatado las peores pesadillas de EEUU, sobre todo en un momento en el que una de las revistas más prestigiosas del país, The Atlantic Monthly (que tiene casi medio millón de ejemplares de tirada) tituló su número de junio con un escalofriante «Cómo será la guerra contra China». Los críticos de la operación dicen que, si CNOOC compra Unocal, podrá controlar el mercado petrolero estadounidense y mundial. Unocal es en realidad una empresa relativamente pequeña, que apenas produce 57.000 barriles de petróleo diarios -0,7% de la extracción de crudo en EEUU, 0,28% del consumo del país y el 0,06% de la producción mundial-. Pero se teme que esta sea sólo una cabeza de puente para el aterrizaje que inmensas inversiones chinas puedan llevarla a convertirse en la rectora del petróleo mundial.
Chrevron, por otra parte, afirma que la oferta de CNOOC está subsidiada en al menos un 15% por el Estado, y ha pedido a la Administración que lleve el caso ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). De hecho, en el sector se cree que la oferta de Chevron es excesiva y la de CNOOC una locura, similar a los sobreprecios que pagaban los japoneses en los 80.
Nadie se quejó en EEUU cuando British Petroleum compró las petroleras Arco y Amoco, mucho mayores que Unocal. Pero lo que sí muestra es que la controversia es una maldición de Unocal, una empresa especializada en meterse en escándalos haga lo que haga, y que ha llegado a ser denunciada -precisamente junto con Chevron- por situar presuntamente sus instalaciones más contaminantes en barrios negros y latinos.

La oscura saga de Unocal

Aunque eso no es nada comparado con sus operaciones internacionales. Unocal está especializada en realizar negocios en países "con riesgo político alto". Eso, en la práctica, supone dictaduras o países en guerra. De hecho, su impopularidad fue tal que, a finales de los 90, llegó a considerar la perspectiva de renunciar a su nacionalidad estadounidense y trasladar sus oficinas y su sede social a otro país, probablemente un paraíso fiscal.
La lluvia de críticas se debía a que, en la década pasada, Unocal se convirtió en el apoyo de dos de las dictaduras consideradas como las más feroces del mundo: los talibán afganos y la junta militar que gobierna Myammar, la antigua Birmania. En este segundo país, Unocal es, junto con la francesa Total, uno de los socios del gasoducto de Yadana, una obra faraónica no tanto por sus dimensiones como por los métodos empleados para construirla. Según las organizaciones defensoras de los derechos humanos, el ejército de Myammar ha tomado literalmente como esclavos a los habitantes de las zonas que atraviesa la tubería y les ha obligado a trabajar en su construcción. Eso ha provocado denuncias contra Unocal en EEUU, que desaparecerían si China -que tiene a Myammar como un virtual protectorado- se hace con el control de Unocal a través de CNOOC.
En Afganistán, Unocal jugó un papel decisivo en la llegada de los talibán al poder, dado que la empresa quería construir el famoso gasoducto que permitiera exportar el gas natural de Turkmenistán hasta Pakistán y posteriormente a la India.
Entre 1996 y 1999, los directivos de Unocal viajaron constantemente a Afganistán, donde se cruzaron en ocasiones con un exiliado saudí llamado Osama bin Laden. Llevaron a sus sedes en Texas y California a líderes talibán que, según sus chistes entre ejecutivos "se quedaban fascinados, por los árbolitos de Navidad estadounidenses". Durante aquella luna de miel entre estadounidenses y talibanes se convirtió en signo de exótica distinción entre empresarios tener a un fundamentalista afgano como invitado a cenar. Unocal subsidió a los talibán y contrató un ejército de lobbistas, incluyendo a Hamid Karzai, actual presidente afgano y simpatizante, entonces, de los integristas.
Esas polémicas han pasado a la historia por ahora, debido al tanteo chino. El próximo 10 de agosto, sus accionistas deberán decidir si aceptan la propuesta de Chrevron, o entregan la empresa, siguiendo la ley del mercado, a los mejores precios ofrecidos por los chinos. @DIN

domingo, julio 10, 2005

Las garras del Dragón Obrero doblegaron a Pan American, el gobierno de Das Neves y las burocracias sindicales



Por Marcelo García *
Argentina

Heroica, ejemplar, imitable, ilustrativa. Son tan sólo algunos de los calificativos con los que se puede definir la huelga que los obreros y las mujeres de Cerro Dragón (yacimiento petrolero ubicado a 70 kilómetros de Comodoro Rivadavia) protagonizaron a lo largo de 8 días y que concluyó con un importante triunfo, parcial, para los trabajadores.

La valentía de los obreros y la fuerza que recibieron de parte de las mujeres que los acompañaron le dieron a la pelea contra las multinacionales petroleras, las contratistas, el gobierno chubutense y las burocracias sindicales una característica especial y al mismo tiempo se convirtió en una lucha ejemplificadora para los demás trabajadores de la región.
Pan American es la máxima operadora petrolera del Chubut, produce alrededor de 4,5 millones de metros cúbicos de crudo por año y Cerro Dragón es el yacimiento más productivo del país, lo que le reporta a la compañía subsidiaria de BP-Amoco importantísimas ganancias anuales. Pero más allá de esté dato Pan American se negó sistemáticamente a propiciar el aumento salarial.
Totalmente por fuera de las estructuras sindicales y con sus propios métodos democráticos de organización los trabajadores de Dragón lograron iniciar una dura pelea contra la petrolera Pan American en la búsqueda de un aumento salarial del 100% por hora de trabajo, para lo cual necesitaban el reconocimiento como interlocutores válidos.
Esto fue justamente lo que los obreros de la construcción conquistaron tras 8 días de paro en medio de las temperaturas bajo cero, la nieve y las constantes amenazas policiales de reprimir.
Entre medio de abrazos, alegría y llantos los trabajadores levantaron la medida de fuerza luego que Pan American, las contratistas, el gobierno de Das Neves y las burocracias sindicales de la UOCRA, la CGT, Camioneros y Petroleros Privados los reconocieran como principales participantes de la mesa de negociación.

Los más golpeados de la clase

Desde la privatización de YPF en las distintas cuencas petroleras del país se comenzó a instrumentar un macabro sistema de subcontratistas y precarización laboral que le facilitó a las multinacionales que se quedaron con los recursos naturales obtener una mayor rentabilidad y alejar los conflictos laborales.
En ese marco aparecen los obreros de la construcción que son contratados por las pequeñas y medianas empresas para realizar las mismas tareas que los trabajadores petroleros, pero con salarios mucho más bajos, condiciones de seguridad deplorables y hasta el sistema jubilatorio es distinto, ya que a los petroleros se le contabiliza un año trabajado por dos y a los de la UOCRA uno por uno.
Cansados de hacer las mismas tareas y cobrar miseria, los trabajadores de las contratistas que operan en Cerro Dragón comenzaron a organizarse y reclamaron una mejora salarial de casi el 100%. Más de 3.000 obreros paralizaron el yacimiento y midieron fuerzas contra las multinacionales, el gobierno y las burocracias, que sólo se preocuparon por que la huelga no se extienda ni se unifique con otros reclamos similares.
El conflicto de los obreros de la construcción mostró lo más miserable del gran negocio petrolero y las múltiples penurias de los proletarios más explotados del principal sector productivo de la Patagonia.

El rol de las Dragonas

Una pieza clave en toda esta protesta salarial fueron las mujeres de los obreros en lucha. Ante la falta de respuesta y con la angustia de que la represión o el frío les arrancara a alguno de sus hombres, las esposas, hermanas, hijas, cuñadas, etc. de los trabajadores decidieron organizarse para pelear a la par de los huelguistas.
Fue así como montaron un campamento de solidaridad y lucha frente al edificio que la petrolera tiene en Comodoro Rivadavia. Desde allí centralizaron la solidaridad de otros gremios y del pueblo comodorense en general, pero fundamentalmente instalaron el conflicto en la ciudad, metiéndole una presión extra a los que estaban en la vereda de enfrente.
En varias oportunidades consiguieron micros para visitar a sus hombres y hacerles llegar la leña, los alimentos, los abrigos, la fuerza y el cariño de las que estaban dispuestas a todo.
Pero cuando ya no pudieron ir más al yacimiento, que estaba semi militarizado, hicieron dos marchas por las calles de Comodoro y conquistaron una profunda y sustantivamente importante solidaridad del resto de los trabajadores y los sectores populares.
Las mujeres de Dragón cumplieron un rol fundamental para desnivelar esta ejemplar pelea que los obreros protagonizaron contra el imperialismo y sus representantes locales.


* Periodista e investigador de: Nuevo Proyecto Energético Latinoamericano (NPEL), grupo Economistas de Izquierda (EDI), Consejo Editorial de la revista Marxismo Vivo y del Centro Regional de Estudios Económicos de la Patagonia Central (CREEPaCe).