@DIN - Comentarios, entrevistas, reportajes: Crisis/Bolivia

martes, junio 07, 2005

Crisis/Bolivia

Renunció Mesa

Una verdadera marea humana, compuesta por trabajadores y campesinos bolivianos, echó a otro presidente que no fue capaz de gobernar para su pueblo


El presidente del Gobierno de Bolivia, Carlos Mesa, ha presentado anoche su renuncia al cargo tras una multitudinaria manifestación de protesta. El país está sumido en una grave crisis desde hace tres semanas en demanda de la nacionalización de los hidrocarburos.
Durante las últimas horas, Mesa se había ausentando del Palacio Quemado, sede presidencial, "por temor a represalias".
En un mensaje a la nación, Mesa ha puesto su cargo, por tercera vez, a disposición del Congreso, para no constituirse en un "factor de obstrucción" en la búsqueda de una salida a la peor crisis política y social de esta nación, entre las más empobrecidas de la región. "Empobrecidas", pues pese a disponer de la principal reserva de gas de Sudamérica, y pese a haber sido una potencia minera, sus gobernantes jamás hicieron otra cosa que enriquecer las multinacionales europeas o norteamericanas y por supuesto, a ellos mismos.
Tanta es la fuerza del poder capitalista mundial en este país, que ningún presidente llegó a efectuar jamás reformas que beneficien a su pueblo. Mesa no fue la excepción, por lo cual fue echado al igual que el escandalosamente corrupto Sánchez Lozada, de quien fue vicepresidente.
"Quiero expresarle a la Patria mi disculpa si no he sido capaz de conducirla adecuadamente, quiero expresarle a usted, ciudadano y ciudadana que ha creído en mí, que hice lo que estuvo en mi mano para entregarle una manera distinta, una visión y una acción distintas para lograr que Bolivia cumpliese una agenda que es la agenda de todos", ha dicho Mesa antes de destacar que como Presidente ha mantenido a todo trance su compromiso de respeto a la vida.
Su renuncia -que no ha dicho fuera irrevocable-, se ha difundido mientras los obispos católicos intentan sentar ante una mesa de diálogo a las partes en conflicto a pesar del rechazo a esa reunión, presentado esta noche en La Paz por los dirigentes de las Juntas Vecinales de El Alto y la Central Obrera Boliviana.