@DIN - Comentarios, entrevistas, reportajes: Yahoo! Mindset: buscador con inteligencia artificial

sábado, mayo 28, 2005

Yahoo! Mindset: buscador con inteligencia artificial

[28-05-2005] Los laboratorios de Yahoo! han lanzado un nuevo buscador que intenta modificar sus resultados en función de si el usuario está buscando una tienda online o simplemente información (por ejemplo, para un trabajo académico).
Se llama 'Yahoo! MindSet', y asigna a todas las páginas web, mediante técnicas de inteligencia artificial, un valor que va desde '+2' (muy informativa) a '-2' (muy comercial).
De esta manera, si buscamos por ejemplo, 'mallorca' e indicamos -con el regulador situado en la parte superior- que solamente queremos páginas web "informativas", nos encontraramos con sitios referentes a pueblos y lugares de esta isla meditárrenea. Sin embargo, si elegimos sitios "comerciales", accederemos a páginas de ventas de productos como viajes u hoteles.

El FMI pide a EEUU una mayor reducción del déficit fiscal

El Fondo Monetario Internacional pidió hoy al Gobierno de EEUU una mayor reducción del déficit fiscal de la que se ha propuesto y alertó del riesgo de una caída pronunciada del dólar por el alto déficit por cuenta corriente del país.
"Las metas presupuestarias para el próximo año y sucesivos no parecen ambiciosas", dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un comunicado.
El Gobierno del presidente estadounidense, George W. Bush, ha prometido reducir el déficit presupuestario a la mitad en cuatro años.
No obstante, el FMI destacó que el plan de la administración prevé una reducción de los gastos, excluidos los de defensa, de una magnitud "sin precedentes".
Además, no tiene en cuenta los previsibles desembolsos por las operaciones militares en Irak y Afganistán, según el comunicado, que contiene las conclusiones preliminares que ha alcanzado una delegación del Fondo.
Sus integrantes se han reunido con las autoridades estadounidenses y han analizado la situación económica del país, un proceso que se conoce como "Artículo IV", por la norma que lo regula.
En el año fiscal 2004, que terminó en septiembre, el erario público de Estados Unidos acabó con un agujero de 412.823 millones de dólares, "significativamente mejor que el esperado", según reconoció el FMI.
No obstante, el organismo quiere más austeridad, la cual contendría la inflación y prepararía al país para el aumento de gastos de salud y pensiones que acarreará el envejecimiento de la población.
Además la contención de los gastos federales ayudaría a paliar otro de los grandes problemas de la economía estadounidense: el déficit comercial, que fue de 617.075 millones en 2004, una cifra récord.
Este nivel es "insostenible", según el Fondo, y supone un riesgo para la economía mundial. Actualmente está siendo financiado por la compra por parte de extranjeros de notas del Tesoro de Estados Unidos y otros activos en dólares.
"El escenario más probable sigue siendo un ajuste gradual de la posición externa de Estados Unidos", asegura el Fondo.
No obstante, "habrá límites" al apetito de los extranjeros por bienes en dólares y "existe el riesgo de que un cambio abrupto y desordenado en las preferencias de los inversores podría tener un efecto adverso significativo sobre las tasas de interés y los mercados de capitales mundiales", afirmó el Fondo.
Ese cambio de actitud aceleraría la caída del dólar al reducir la demanda de esa moneda.
El organismo también instó al Gobierno a reformar sus sistemas de pensiones y de salud, medidas que considera "esenciales" para la salud fiscal del país a largo plazo.
Apuntó que los gastos de salud crecen incluso por encima que los desembolsos por jubilaciones, en parte debido a un aumento de los subsidios para la compra de los fármacos aprobado por el Congreso a insistencia de Bush.
También pidió a Washington que considere elevar la edad de jubilación y las contribuciones de los trabajadores al sistema de pensiones.
El Fondo destacó que el plan del Gobierno de privatizar parcialmente la Seguridad Social incrementará el déficit fiscal y la deuda en las próximas décadas, por lo que pidió una reforma amplia del sistema de pensiones para garantizar su solvencia.