Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre 4, 2005

Un paraíso neoliberal siniestro

La secuencia empieza así: tan pronto el avión empieza a descender, ya no puedes despegar tus ojos de la ventanilla. Lo que se ve allí abajo es impresionante: un archipiélago de 24 millas cuadradas de islas coralinas de vivos colores que forman un rompecabezas del mundo casi completo. En las verdes aguas someras que separan los continentes se divisan con claridad las pirámides de Gizeh y el Coliseo romano. Mike Davis * En la lejanía aparecen tres grandes archipiélagos de islas dibujando palmeras en forma de medialuna en las que hay edificios de apartamentos, parques de recreo y miles de mansiones, todo construido sobre postes hundidos en el mar. Las "Palmeras" están conectadas por calzadas elevadas a playas idénticas a las de Miami, abarrotadas de hoteles gigantescos, edificios de apartamentos de varias plantas y puertos deportivos repletos de yates. Justo cuando el avión vira lentamente hacia tierra firme te quedas boquiabierto ante lo que aparece delante de tus narice