Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre 2, 2005

La cruda verdad sobre la guerra de Irak

Foto: Mattluce. @DIN. Por: Ahmed Amr* (1ª Parte) C otidianamente llegan sin falta a los puertos de los EEUU, contenedores cargados de mercancías de todo el mundo. Entre otros, electrónica japonesa, autos europeos, textiles chinos e indios y petróleo árabe y venezolano. Y se distribuyen por todo el territorio desde el Golfo de México hasta Canadá, incluidos cuatro millones de crudo diarios. Al cabo de cada uno y de todos los días 5 mil millones de dólares de mercaderías y servicios se asientan en suelo estadounidense. Pero el valor de estos productos es muy superior debido a que en su mayor parte se producen con sangre, sudor y lágrimas de los trabajadores del tercer mundo, que sólo ganan unos pocos dólares por día. A cambio de esta montaña de tesoros importados, los EEUU envían contenedores cargados con armas, aviones civiles, alta tecnología, productos agrícolas y farmacéuticos, sobrevaluados. En términos de su desvalorizado dólar, los EEUU exportan diariamente tres mil mill

Terrorismo británico en Irak

Los dos espías británicos mientras permanecieron detenidos en una comisara iraquí. Foto: Essam al-Sudani/Vikrum. Por el Dr. Elías Akleh Uruknet Info Traducción para @DIN, Susana Merino L os iraquíes, los árabes y los musulmanes de los países vecinos saben bien que en Irak la mayoría de los ataques terroristas, especialmente los realizados con los coches-bomba son perpetrados por los británicos, los estadounidenses y los israelíes. Saben igualmente muy bien que el terrorista Abu Musab Al Zarqawi y su "Al-Qaeda en Iraq" son una invención de las fuerzas de la coalición para justificar su presencia. Innumerables evidencias confirman este hecho. El arresto de dos agentes británicos, disfrazados de árabes y tratando de estacionar un coche-bomba, la última semana, en el centro de Basora durante el festival Karbala y cuando se hallaban reunidos más de 3000 peregrinos, es la última de estas evidencias. En un artículo anterior titulado "La estrategia americana del terror en Ir