Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre 18, 2005

Que la muerte no nos gobierne

El vocero de los comuneros opositores a La Parota, Marco Antonio Suástegui, acompaña a Eugenia Galeana, esposa de Tomás Cruz Zamora, en el Hospital General de Acapulco. Foto: Karina Tejada, El Sur. Por: Julio Carreras (h) D os campesinos, Miguel Ángel Mesino y Tomás Cruz Zamora fueron asesinados en México este fin de semana. No fueron "actos pasionales" ni "estimulados por el alcohol", como groseramente declaró el gobernador del estado de Guerrero en una de sus pocas apariciones ante la prensa. Los crímenes se perpetran en un marco de violencia extrema, suscitado en México por las voraces apetencias de empresas multinacionales, con la complicidad asalariada de los corruptos políticos que gobiernan, junto a sus jueces y policías. Los campesinos perversamente eliminados tenían mucho en común: ambos eran humildes, vivían de su trabajo, eran ecologistas, eran dignos, eran valientes. La humildad de quienes son honestos es una característica proverbial desde el naci